Image and video hosting by TinyPic
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Image and video hosting by TinyPic
Últimos temas
» It seems so fragile {Tumblr de promoción. ¡Únete!}
Mar Oct 02, 2012 10:16 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado - Se busca Staff / A.Normal
Vie Sep 28, 2012 8:58 pm por Invitado

» Hogwarts aparecium {Elite | Cambio de botón}
Miér Sep 26, 2012 3:00 pm por Invitado

» Dirty Passion // Afiliación Normal Aceptada
Miér Sep 26, 2012 9:46 am por Invitado

» Locomotor mortis | Afiliación élite
Lun Sep 24, 2012 12:58 pm por Invitado

» Scattered Whispers (afiliación elite - recién abierto)
Dom Sep 23, 2012 8:25 pm por Invitado

» Afiliacion con AfiGlob
Dom Sep 23, 2012 3:13 am por Invitado

» Lamento mi ausencia
Sáb Sep 22, 2012 6:12 pm por Chloe Häsler

»  ✘ HABITACIONES PARA PACIENTES
Sáb Sep 22, 2012 6:11 pm por Chloe Häsler

Image and video hosting by TinyPic
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 30 el Jue Ago 30, 2012 6:19 pm.



Próximamente






Norwood Hospital by Norwood on Grooveshark


Image and video hosting by TinyPic
Friends


Elite




Buscando una excusa | Cassidy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buscando una excusa | Cassidy

Mensaje por Liam R. Doyle el Mar Ago 28, 2012 11:34 pm

Un nuevo respingo le hizo alejar la mano con la que sostenía la pinza por centésima vez. Ya había perdido la cuenta de la cantidad de veces que había repetido el mismo proceso sin tener resultado alguno, necesitaba colaboración de sus pacientes para hacer bien su trabajo y este, sin lugar a dudas que se la estaba haciendo difícil. Aquel hombre, que posiblemente tenía su misma edad, pero en el que Liam podría entrar dos veces perfectamente bien, no parecía dispuesto a dejar que le quitaran unos cuantos pedacitos de vidrio de la cabeza. Su intimidante apariencia no concordaba con su comportamiento, lo que generaba una escena digna de una película cómica. —Si no te quedas quieto terminaré sacándote un ojo— protestó, comenzando a sentirse irritado. Una persona dispuesta a meterse en peleas de bar y a recibir botellazos, también tenía que estarlo a dejarse curar. El hombre le lanzó una mirada osca, la cual Liam ignoró, y se aplicó a sostenerle la cabeza con más fuerza logrando, al fin, posicionar la pinza sobre la herida y sacar el primero de los vidrios. Un quejido por parte de su paciente fue la respuesta que obtuvo. —Por favor, niños de siete años han hecho menos escándalo— muy en contra a su normal actitud se permitió hacer ese comentario, pero es que verdaderamente le molestaba la poca cooperación. No podía acusarlo de infantil, siendo que él en aquel mismo momento llevaba puestas unas coloridas medias de dinosaurios de pares discordantes.

Los siguientes minutos se los pasó limpiando la herida, teniendo que aplicar menos fuerza a su agarre a medida que el tiempo pasaba. Una y otra vez llevaba su mano desde la cabeza del hombre hasta una pequeña charola metálica, donde depositaba los pequeños trozos de vidrio que iba extrayendo. No volvió a abrir la boca, ni prestar atención en otra cosa, hasta que uno de los Internos que estaban bajo su tutela apareció en Emergencias con una buena cantidad de expedientes en las manos. —¿Necesitas ayuda?— Liam reconoció a la muchacha por su voz, pero no se volteó, incapaz de abandonar su tarea. Se limitó a negar con la cabeza, intentando hacerse del último trocito incrustado. —Entonces iré a llevarle esto al Dr. Winngham— la simple mención de aquel nombre bastó para que se dispersara por completo y volteara rápidamente. Reaccionó justo cuando la chica se estaba marchando, logrando retenerla de la manga de su bata y acercarla de nuevo hacia él, que ya se levantaba de su asiento con intenciones de marcharse. —No, déjame eso a mi, el papeleo no es para nada interesante. Tu necesitas practicar— le dijo, y en seguida cambió la pinza por los expedientes. —Ya está limpio, pero necesita sutura— informó, antes de dar media vuelta y esfumarse del lugar.

No era ningún secreto el porqué Liam siempre buscaba estar cerca del despacho del Dr. Winngham, o de su zona de trabajo. Hacían casi dos años que merodeaba por allí, a veces con pretextos, a veces sin ellos, hasta que se hizo normal su presencia en aquel lugar. Ahora se encontraba recorriendo el hospital de punta a punta con la excusa perfecta entre sus manos. La secretaria del Doctor, era lógicamente, la razón por la que el joven había adoptado esa clase de merodeo. La encontró, momentos más tarde, sentada sola —cosa que agradeció inmensamente— en uno de los pequeños sofás de la sala de descanso. Hacia allí fue a donde dirigió sus pasos y tomó asiento delante de ella una vez la alcanzó. —Hey Cass, me han dicho que te trajera ésto. Al parecer el Doctor tendrá una semana bastante ocupada— le dijo, dejando los expedientes sobre una mesita, que formaba parte del mobiliario. —¿Descansando?— preguntó, sólo con el fin de iniciar una conversación, ya que la respuesta resultaba obvia.


Liam R. Doyle
residente
residente

Mensajes : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando una excusa | Cassidy

Mensaje por Cassidy Jackson el Miér Ago 29, 2012 3:09 pm

Las sonrisas y las bromas no dejaban de aparecer en aquella oficina, Cass tenia cada ocurrencia que nadie se lo esperaba, pero había momentos para todo, había momentos para reír, y otros para trabajar, ella sabia perfectamente como manejar aquella situación, el jefe no había salido de la oficina el día de hoy, desde muy temprano había llegado, saludado a Cassidy, le pidió que trajera café, panes y algunas otras cositas para que se pudiera alimentar y claro lo mas importante, le imploro no ser molestado, por nada, si había algún asunto que la castaña se encargara de ello. La mañana transcurrió muy aprisa, Cassidy ya tenía casi todo su trabajo terminado, y comenzaba a aburrirse un poco ya que al no salir el jefe no le daba nuevas cosas que hacer, movía los objetos colocados en su escritorio y al no convencerse de si le gustaban o no, los volvía a dejar en su sitio. Cuando vio que no había nada mas que hacer apoyo los codos sobre su escritorio y recargo su rostro sobre las manos, sus ojos bailaban de izquierda a derecha, los giraba, los clavaba en el techo, en el suelo y después exhalaba, así estuvo unos diez minutos sin decir ni hacer nada más que aquellos movimientos oculares. El silencio reinaba en aquella oficina, ni si quiera el volar de una mosca sonaba y eso de que el Jefe estuviera encerrado todo ese tiempo y ni si quiere hubiese asomado la nariz, o pasar por allí para ir a los sanitarios, le hacia pensar a la castaña de que había problemas en el hospital. Normalmente en un lugar como esos los problemas grandes, los que se trataban a puerta cerrada, siempre eran de conocimiento de todo el lugar pues cuando se decía que era secreto o “es entre nosotros” todo el mundo se enteraba. La mirada de la castaña comenzó a buscar algo en su rostro en aquella misma posición ella alzo un poco sus labios y con sus ojos trataba de tener una mejor visión acerca de ellos, el aburrimiento era fatal.

Un sobresalto dio la chica al escuchar como la puerta de su jefe se abría de par en par y solo fue para decirle Cassidy, porque no vas a descansar un poco, ve a la sala de conferencias allí hay algo para que pase el tiempo mas rápido, necesito que esto este solo él no debía porque darle alguna explicación, y no lo hizo, no del todo, así que Cass se levanto y con una sonrisa salió de la oficina, suspiro un tanto agradecida de dejar su estación de trabajo, a ella le encantaba estar allí, pero cuando tenia que tener un silencio absoluto, eso es lo que se le dificultaba enormemente. Salió silbando de aquella habitación y con las manos detrás de su cuerpo, la tensión que llego al sentir al estar en su zona de confort y en silencio había desaparecido ahora se sentía como cuando un ave desplegaba sus alas, entro a la sala de conferencias y se sentó en aquella pequeña y confortable sala, hasta tuvo el valor de semi recostarse, pero aun seguía aburrida, era horrible estar en tu hora de trabajo y no tener nada que hacer así que alzo sus manos , empuño cada uno de sus dedos con excepción de los índices y empezó a hablar como si estos fueran otras personas, primero comenzó imitando a uno de los guardias de seguridad de Norwood– Lo siento señorita, pero no puede acezar con eso al hospital, esta completamente prohibido, usted ya lo sabe, no es la primera vez que se lo digo – su voz sonaba un tanto mas gruesa, comenzó a mover la mano derecha contestándole al dedo “oficial”– Pero Oficial Scott, usted… usted había dicho que me dejaría pasarlo esta vez y.. – la platica entre sus dedos se vio obligada a interrumpirla ya que unos pasos firmes la distrajeron, al ver aquellos rubios cabellos y esa sonrisa infantil Cass adopto una nueva posición dejando aquel juego de manos por la paz. – Si, eso ya lo se le contesto un poco cortante, no es que no le gustara entablar conversación con aquel chico, al contrario, ella esperaba aquel momento del día, el momento en el cual ambos estaban juntos y empezaba la diversión.

¿descansando? No, en realidad estaba esperándote aquí, para poder estar solos tu y yo – aquel juego de estira y encoje nunca tardaba en aparecer, todo el mundo en el hospital sabían sobre aquellos dos, Liam completamente loco por la secretaria del director y Cassidy en ocasiones parecía que le interesaba tanto como ella a el pero otras no lo parecía tanto. La sonrisa de la castaña se mostro en aquel rostro mirando y esperando la respuesta corporal de Liam ante aquella “confesión” – ¿te pasa algo? – pregunto pues en aquellos minutos lo que reinaba en aquella sala era un silencio que parecía eterno.

Cassidy Jackson
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando una excusa | Cassidy

Mensaje por Liam R. Doyle el Vie Ago 31, 2012 2:13 am

Cassidy tenía una extraña influencia sobre él, una que no podía explicar lógicamente, ya que si se proponía a hacerlo terminaría pensando que era masoquista. Hacía mucho tiempo que la lógica había dejado de tener sentido cuando se trataba de ella. Cada desplante, cada rechazo no le importaba, valía la pena si es que podía mirar esos ojos azules aunque sea una vez al día. No podía evitar buscarla, y a pesar de que hubiera días en los que volvía a casa con el corazón estrujado, innegablemente también existían momentos en los que se divertía en grande. Aún no sabía como haría, pero de alguna forma se las ingeniaría para lograr que Cass por fin le aceptara. Adquirir previamente esa certeza podía ser demasiado iluso de su parte, y más cuando conseguir resultados le estaba costando sudor y lágrimas. La sangre hasta ahora podía excluirse, pero no le extrañaría nada terminar uno de estos días con la nariz rota cuando, tras un momento de desesperación, se quitara las ganas de robarle un beso. Resumiendo un poco su situación, después de dos años de continuas muestras de interés, comenzaba a temer que sus esfuerzos nunca dieran frutos, pero su positivismo, que ya casi resultaba una enfermedad, no le dejaba perder las esperanzas.

Sus respuestas le desorientaron, como comúnmente solía suceder. Primero esa frialdad, esa respuesta cortante que casi le obligaba a no volver a abrir la boca y soportar la incomodidad de ser el sujeto molesto que ella no deseaba ver, cosa que nunca le importó demasiado a la hora de acercarsele, pero que por obvias razones, prefería evitar. Y luego algo totalmente opuesto. Alzó una ceja desconcertado, a la par que sus ojos analizaban la expresión de la morena, que sonreía de un modo que hasta le resultó intimidante. De todas las maneras que podría haber elegido para volverle loco, Cassidy escogió la más eficiente. Su respuesta se vio demorada por las cavilaciones que su mente estaba llevando a cabo, y fue algo que su acompañante no dejó pasar. —No, nada. Solo estoy cansado— contestó, como quien no quiere la cosa, para restar importancia a temas poco interesantes. No era ninguna novedad que Liam, como la mayoría de los médicos que trabajaban en Norwood, se pasaran días enteros sin pegar un ojo.

Se remangó hasta los codos la bata blanca y a continuación, se echó un poco hacia delante en el sillón, escrutando a la secretaria con firmeza, y una sonrisa ladeada. —¿Acaso me estás buscando?— preguntó capciosamente. La diversión estaba impresa en sus facciones, al mismo grado de la confusión, por más seguridad que quisiera aparentar le era imposible, Cassidy resultaba impredecible. —Porque no sé si estás al tanto de que la gente que juega con fuego se puede quemar...— ¿Eso era una amenaza? No estaba seguro, pero sí podía afirmar que de los dos el único que siempre se quemaba era él. Había ardido en llamas un millar de veces hasta hoy, y no se aburría. No dudaba de que este encuentro terminara como todos los anteriores, ella saliendo bien parada, y él queriendo darse la cabeza contra la pared de la desesperación que aquel juego inacabable le daba. ¿En serio en algún momento conseguiría revertir ésta situación? Se recargó de nuevo contra el respaldo del sofá, adoptando la posición más cómoda que encontró, ahora que ya no tenía que estar de pie podía sentir el cansancio en los músculos de sus piernas.

Liam R. Doyle
residente
residente

Mensajes : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando una excusa | Cassidy

Mensaje por Cassidy Jackson el Vie Ago 31, 2012 4:43 pm

La castaña buscaba aquella respuesta corporal a su gran respuesta ya eran casi dos años desde que Liam le insistía y trataba de invitarla a salir pero ella no cedía, no porque no confiara en aquel chico que simplemente le parecía encantador, solo que prefería este juego en el que el hacia todo por querer conquistara y ella manteniendo su posición, a veces le dejaba entre ver que si le gustaba o que tanto esfuerzo por su parte comenzaba empezaba a valer la pena, pero con tan solo un comentario, una mirada o simplemente una seña por parte de la chica, sabia que todo se había ido a la borda, la primera respuesta de J.J fue casi cortante como si no le importara mucho lo que el tuviera que decir, pero en menos de dos segundos ya la había cambiado inclusive podía notarse un poco coqueta, no se encontraba aburrida ni nada pero ese jugueteo le gustaba bastante, era un típico estirar y aflojar, a veces tenia que aflojar un poco mas de la cuenta para que él se diera cuenta de que tal vez, en algún futuro no muy lejano algo podría suceder entre ellos. En ocasiones Cass llegaba a sentir remordimientos por su forma de tratarlo y pensaba en el día en el que él se hartaría de todo esto y la mandaría directo a un agujero negro, y era entonces cuando ella tenia esta otra reacción – ¡Pobre! El ser residente no deja nada bueno a largo plazo – bromeo la castaña mientras le observaba aquella desfachatez que reinaba en el, como se acomodaba las mangas de su bata y como las facciones de su rostro cambiaban completamente, Cassidy no respondió aquella pregunta solo decidió ponerse de pie, la castaña se movió con un caminar pausado, casi gatuno y se acercó a la mesa donde estaban alimentos que el Jefe había dejado allí, tomo una taza vacía y la lleno con café, después tomo un muffin con una servilleta y se regreso hasta donde Liam estaba sentado, con esa sonrisa en su rostro y en sus ojos * tenia ojos bastante expresivos y en ocasiones como esta, se podía notar aquella alegría que siempre mantenía* le acerco los alimentos a el chico.

eso suena a una amenaza Liam, ¿estas seguro que ese ese el tono que le quieres dar? – pregunto sin borrar la sonrisa coqueta en su rostro, coloco tanto el café como el panecillo en las manos de Liam y cuando retiro sus manos le había dejado un pequeño recuerdo, aquel roce de manos que podría volver loco a cualquier chico que busca algo en alguna chica – las amenazas son muy malas y mas cuando todo se puede voltear, es mas fácil que te salga el tiro por la culata… de nuevo – con este comentario Cass se estaba jactando de que ella ganaba casi la mayoría de las veces con el y claro que Liam no se atrevería a negarlo pues era el quien sufría cada cambio drástico de la chica. Ella volvió a tomar su asiento en aquel cómodo sillón y coloco ambas manos sobre sus rodillas, y observo fijamente a Liam esperando nuevamente una respuesta para ella contra atacar. Se divertía como nunca viendo las reacciones de él, aunque en muchas ocasiones Cass estuvo a punto de ceder y aceptar a salir con el, tenia excelentes argumentos, detalles y frases que podían enamorar a cualquiera, pero ella lograba detenerse justo a tiempo, aquellas ocasiones habían sido contadas y no dudaba que se volverían a repetir, pues Liam parecía ser de esos chicos que no les gusta rendirse. – tengo una pregunta para ti ¿ que no los internos son los que manejan la papelería? Es decir, es raro que los residentes, mas los de segundo tengan tiempo libre como para venir a traerme estos papeles – ella quería escuchar la razón por la cual él estaba allí, claro que la sabia a la perfección pero que mejor que escucharla de los mismos labios de él , tomo los papeles para darles una pequeña revisión y se dio cuenta que no eran tan urgentes como para que alguien de su “rango” fuera hasta ella, quien era el eslabón entre el jefe y la sociedad de los cirujanos-residentes-trabajadores del hospital – No me parece que sean tan urgentes… pero si así es, creo que debería llevárselos de una vez ¿ te importa que te deje aquí solo?

Cass levanto un poco las cejas y volteo a mirarlo, el azul de sus ojos parecía intensificarse cuando estaba frente al chico, era como si el la llenara de energía y vitalidad, pues después de esos encuentros podías ver a Cassidy tarareando por los pasillos una canción, y no cualquiera, siempre era la misma, algunos de los internos o residentes de primero que habían notado aquello le llamaban el tarareo de Liam, ella aun no sabia de esto, menos que los chicos los tenían en la mira con su eterno jugueteo me gustas – no me gustas


Cassidy Jackson
ciudadano
ciudadano

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando una excusa | Cassidy

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:54 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.